Cambiemos el piso en un día

Si tenéis un par de días libres y queréis revolucionar la apariencia de vuestro hogar, sabed que se puede.

Existe una reestructuración “liviana” para el interior de las viviendas que permite, con poco gasto y poca mano de obra, cambiar casi el aspecto de nuestra casa.

Cambiar el piso significa dar un nuevo aspecto y darnos nuevas sugestiones
a nosotros mismos y nuestros futuros huéspedes y para ello la palabra secreta es “laminado”.
El laminado es un material compuesto, casi siempre artificial, que se compone de dos partes principales: el primero es el soporte que puede ser MDF(Medium-density fibreboard – placa de fibra de densidad media) o HDF (fHight-density fibreboard – placa de fibra de alta densidad), el segundo es más superficial, donde se reproduce la imagen de la madera, de la piedra u otras.

El laminado que utilizo principalmente es la imitación de listones de madera de 19x120x0,8 cm, listones que se entrelazan con un solo clic, como si fueran botones, es barato y fácil de instalar.

Colocarlo es fácil

La preparación 

El procedimiento inicial que prevé el establecimiento de una funda de espuma de polietileno como protección contra el frío y la humedad del soporte

Para comenzar El tipo de instalación flotante no utiliza pegamento, lo que simplifica los procesos de colocación.. El panel con la lengüeta debe ser martillado suavemente en la ranura con un bloque de impacto especialmente diseñado para no dañar la ranura.
La instalación

Basta ya de las penurias causadas por la instalación de los tradicionales pisos de madera!

Listón tras listón se ve como toma forma una nueva superficie lisa y resistente. 

Y aquí tenéis vuestro piso nuevo

Vuestro nuevo piso está equipado con todos los accesorios necesarios para decorar el ambiente, coordinados por esencia y gama de colores: escaleras, zócalos y esquinas completan su decoración. 

Disfrutad de vuestro piso nuevo

Vuestro nuevo piso nace, elegante y fuerte, ante vuestros ojos tan rápido que os dejará asombrado. Un nuevo piso del que se puede disfrutar inmediatamente, sin aburridas esperas.

Ahora que sabemos cómo cambiar el piso en un día, necesitamos saber qué tipo de laminado de elegir.

🙂 Nos vemos en la próxima entrada.